EDITORIAL

 
columna

Mirador

ARMANDO FUENTES AGUIRRE (CATÓN)

A los 102 años de edad murió en Saltillo el ingeniero don Benito Canales. Me entristeció su muerte. Don Benito es una de las personas con mayor calidad humana que en mi vida he conocido. Esa misma calidad heredaron sus hijos y sus nietos, quienes forman una hermosa familia cuya amistad honra a la mía.

Mucho deben mi ciudad, y todo Coahuila, a don Benito. Fue él quien construyó durante el fecundo gobierno de don Braulio Fernández Aguirre la mayor parte de los bellos y funcionales edificios que albergan a las escuelas y facultades de la universidad coahuilense. Hombre de trabajo, su acrisolada honestidad le ganó el respeto y consideración de todos. Quedan de él sus muchas obras, cada una un monumento a su memoria. Su mejor obra, sin embargo, fue su vida. Sus descendientes deben estar orgullosos de él, así como los saltillenses y los coahuilenses estamos agradecidos con don Benito Canales por todo lo que hizo en bien de nuestra ciudad y nuestro Estado. Su recuerdo queda en nosotros para siempre.

¡Hasta mañana!...

Escrito en: Mirador Benito, calidad, deben, mayor

Noticias relacionadas

EL SIGLO RECIENTES

+ Más leídas de EDITORIAL

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas