EDITORIAL

 
No hagas cosas buenas...

El principio apocalíptico

ENRIQUE IRAZOQUI

Evidentemente que no se trata de una concepción como tal. Nombrar alguna circunstancia puede de tanto en tanto sonar exagerada. Y quizá sea el caso, no es una hecatombe que derribe todo ecosistema como tal y que arrase con millones de vidas, humanas, de animales y plantas por un suceso meteorológico o geológico. Lo que cada vez es más evidente es que las consecuencias del cambio climático provocado por la humanidad, cada vez nos da más señales que las temidas advertencias de la modificación del clima, ya está aquí.

Hace 11 años justo se tuvo un año de sequía histórica. La lluvia simplemente se ausentó por completo en aquel 2011 en el hemisferio norte de América y se ciertamente se padeció por no tener las precipitaciones que regularmente aparecían en temporada.

La ausencia de lluvias causó claros estragos en el medio rural y por supuesto miles de personas que se dedican al campo vivieron una temporada de pesadilla. Por fortuna luego de esa etapa a los años subsiguientes los ciclos lluviosos volvieron a cierta normalidad y aquel fatídico 2011 quedó registrado como ese año funesto en cuanto al agua del cielo.

Hoy la cosa es mucho más grave. La zona metropolitana de Monterrey está sufriendo por la carencia de agua potable para sus ciudadanos. Las presas de Cerro Prieto y El Cuchillo se han vaciado y la presa de La Boca está muy próxima a correr con la misma suerte.

Obviamente por la importancia del estado de Nuevo León la notas acerca de la carestía del vital líquido han tenido resonancia nacional mediática, a lo que el comportamiento y expresiones de su peculiar gobernador, Samuel García Sepúlveda contribuye a ampliar en los espacios informativos en las redes sociales del drama que viven los neoloneses con la carestía del vital líquido.

Por otra parte, se reportan olas de calor en España, Portugal y Reino Unido que han propiciado que se registren máximas temperaturas históricas. En la Madre Patria los incendios forestales están arrasando con centenares de hectáreas. Los videos que registran algunas conflagraciones dan cuenta que el calor y sequía extremos están siendo caldo de cultivo para que se susciten estas imágenes tan aterradoras.

En Inglaterra se han sobrepasado los 40 grados centígrados, una barbaridad para esas latitudes y esas tierras donde la lluvia y la niebla son el común denominador.

En el territorio nacional, los embalses de casi la totalidad de las presas en el norte del país están por debajo del 40% de capacidad, lo que además de la gravedad que ya hoy se está viviendo por estas circunstancias como el caso de Monterrey, en caso de no presentarse copiosas lluvias que permitan que recupere el nivel de agua acumulada, presagia un funesto 2023 en lo que se refiere a materia de producción agrícola, reduciendo por la simple carencia parcial o total de agua, de las superficies cultivables lo que derivará por simple lógica en menor oferta de comestibles y por simple ley de mercado, podría propiciarse un alza en los precios de los bienes básicos comestibles, que si le agrega a la inflación ya presente, el asunto se torna aún más delicado.

Así entonces por donde se le mire el daño que le hemos hecho a la naturaleza está cada vez más presente. Ayer El Siglo publicó una nota donde dan cuenta que van 35 días con 40 a más grados centígrados como temperatura máxima, siendo hasta ahora el segundo año más caluroso, sólo detrás de aquel sequísimo 2011.

La lista de evidencias puede seguir, y no se tiene que ir tan lejos para comprobarlo. Lugares que solían a estas alturas del año estar ya refrescados por las lluvias, hoy también pueden pasar días en extremo calurosos, como nunca antes.

Los pastos en las praderas no aparecen, señal que el desequilibrio ambiental está pasando factura. El drama es palpable y a pesar de miles de advertencias la humanidad no quiso hacer algo en verdad para detener el deterioro. Estamos pagando las consecuencias.

Escrito en: editorial Enrique Irazoqui, editoriales simple, cada, estas, están

Noticias relacionadas

EL SIGLO RECIENTES

+ Más leídas de EDITORIAL

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas